Carmen, adios.

Acabo de saber que ha muerto Carmen de Mairena uno de esos personajes inclasificable por esperpéntico. A Carmen la conocí una diada de Sant Jordi creo que en el comienzo del nuevo siglo. En aquella ocasión yo compartia mesa petitoria, por aquello de que te piden firmas con un Javier Cardenas aun un chaval simpático …