Pizza Madre di Salvatore di Matteo

El otro día hablando del Cornicello os mostré ese «super cornicello» y dije que merecía comentario aparte. Bueno pues ese ejemplar de «cornicello» lo encontrareis en Pizza Madre.

Pizza es una pizzería innovadora, un calificativo difícil de adjudicar a una pizzería especialmente en Nápoles, sancta sanctorum de la pizza, una frase que seguramente a un italiano, no napolitano, le daría urticaria, pero mis fuentes son napolitanas.

Esta es una pizzería moderna pero con profundas raíces en la tradición. Porque Salvatore Di Matteo, su alma mater, pertenece una saga de «pizzeros» que sitúa sus orígenes en la Via Tribunali, Si habéis estado en Nápoles seguro que habéis pasado por delante y muy probablemente hayáis tenido la oportunidad de hacer una cola, más que respetable, antes de saborear sus pizzas.

El que seguro no hizo cola fue Bill Clinton cuando en 1994, en ocasión de una reunión del G7 entró en el establecimiento y en ese mismo momento la familia di Matteo subió a los altares de la fama.

No he podido resistirme a incluir una fotografía del evento, donde aparece un primerizo Berlusconi, Miterrand que no hacía muy buena cara, la verdad, y Eltsin, aparentemente sobrio y una ausencia llamativa, Merkel. No amigos jovencitos Merkel no siempre estuvo allí.

Pizza Madre esta lejos de la Via Tribunali, la encontraréis junto a la plaza Municipio. Es un local moderno decorado con un gusto discutible, pero que os aseguro no pasa desapercibido, porque a la sala del «cornicello» hay que añadir la de San Genaro, donde estuve yo cenando, con una profusión de rojos y dorados digna de un teatro de opera.

Nápoles, en lo que constituye un fenómeno difícilmente comprensible para muchos, yo la primera, tiene un patrón, San Genaro y un Dios

El local es original, moderno, barroco. Pero tranquilos que el horno y la cocina tiene el sabor de la experiencia y el saber hacer de muchos años

Encontrareis Pizza Madre di Salvatore di Matteo en Via Giuseppe Verdi 24, junto a la plaza municipio