Aida/Anna – Yusif/Radamés

Como a estas alturas ya habréis deducido, ando de vacaciones por Nápoles y alrededores. ¿Porqué unas vacaciones en febrero? pues principalmente por culpa de mi consuegro napolitano que en un momento de euforia, bajo las columnas de la Sagrada Familia, un poco atabalado por las prolijas explicaciones de su guía/consuegra, bien fuera para callarme o porque realmente lo hacía con ilusión, al hombre se le ocurrió ofrecerme asistir a una Aida en su «caro» San Carlos y no una Aida cualquiera, una con Anna Netrebko.

Lo de Netrebko ya era un buen aliciente pero es que además, mi relación con Aída siempre ha sido de amor odio, en ocasiones más odio que amor. Se me hace larga, por mí los ballets se los podrían ahorrar, por aburridos; pero sobretodo me sobran cambios de escena.

Por Dios que ya de origen me viene con 4 actos y siete cuadros, por ese motivo, porque no soy la única que le pasa, ahora se lleva mucho lo de condensarla en tan solo dos partes con un entreacto, consecuencia , Aida no es Parsifal.

Si a eso le sumáis que todas las Aidas que he visto desde que tengo uso de razón, es más todas las Aidas que ha puesto el Liceu en escena desde que Eva Perón vino de visita por BCN, han sido con la magistral puesta en escena del Mestre Cabanes. Una obra de arte, sí, pero una obra de arte carísima de montar y que además para cada cambio de escena requiere una cantidad de tiempo indecente.

Y si esto os parece poco, entonces va y entra en escena Yonghoon Lee

Con ese Celeste Aida en la memoria me fui yo a Argentina en 2020 y ya sabéis lo que paso después, la pandemia, dos meses esperando poder regresar, que no digo yo que todo fuera culpa de Yonghoon Lee, pero lo del Karma a veces juega malas pasadas

Mi amigo Marc me decía que había cantado en el Met. Si quizá sí, hay mucha gente que va por el mundo perpetrando cosas inverosímiles por obra y gracia, a veces de la casualidad. Obsérvese el gesto compungido de Netrebko cuando el destino la llevó a compartir cartel con Mr. Lee. en un Trovatore.

Tras esta experiencia no es de extrañar que Anna pensase si este tío lo ponen a cantar conmigo, mejor me pongo yo a mi querido Yusif con el que la química estará asegurada y así es como, con estudio, gimnasia, dieta y una amante esposa dispuesta a todo por su amor, Yusif ha acabado cantando en teatros donde hace años nunca habría soñando.

Porque éste era a priori, para algunos, el principal interés de esta Aida, el morbo, ¿la cagará? Sabido es la mala leche que tiene esta ópera que, cuando aun están poniendo, cómo quien dice, las calles al pobre tenor lo hacen salir a escena y jugarse el pellejo con semejante aria.

Bueno pues he de decir que ya hubiera querido yo que el tal Lee, lo hubiera hecho la mitad de bien que Yusif, que sí que ya sabemos que tiene una voz metálica, que lo de la mezzavoce aun están buscando como escribirlo en ruso para que lo entienda, aunque creo que lo entiende pero su maquinaria vocal es tan, tan soviética que no se adapta bien a estas sutilezas, eso si Yusif ha aprendido a disimularlo con dignidad y sobretodo se siente confiado, y eso es medio partido ganando.

Superada la primera aria con dignidad y muchos aplausos (nunca sabremos si por miedo a que la signora se enfadase) Yusif se fue creciendo y en las escenas corales, con la orquesta a todo meter, los solistas sacando el hígado por la boca el coro intentando no morir con la FFP2, a los señores de Eyvazov no los tapaba nadie.

Del resto del elenco, Amneris, Ekaterina Gubanova tuvo un último acto muy bueno el resto estuvo apagada en el sentido más literal, y de los demás solo destacar Amonasro, Franco Vasallo, a este también se le escuchaba alto y claro.

Lo peor para mí, sin duda la puesta en escena. Por dios que pesadez, marcha triunfal sin marcha, monotonía cromática, que no aportaba nada salvo poder comprar la tela más barata a kilos o toneladas. El ballet mediocre y un movimiento escénico de los protagonistas a la altura de un wagner de los años sesenta. Solo os diré que cuando entra en escena Netrebko para cantar el Oh Patria mia, lo hacia así como cuando uno quiere «hacer el egipcio» caminando de lado y las manos… bueno las manos haciendo el egipcio. Vamos que, y nunca pensé que llegaría a decir esto, pero en algún momento añoré a Mestres Cabanes. Aquí os dejo la primera parte del 2007

Esa puesta en escena hizo desmerecer mucho el conjunto que en lo que hace a la música, coros y voces en general estuvo a la altura del que para mi es uno de los teatros (tampoco he estado en tantos) que en lo que hace la opera italiana mejor «suena», con Wagner no lo sé. La primera vez que estuve allí, para un Nabucco me quedé con la boca abierta al escuchar cómo sonaban allí las voces, las que fueran , su acustica hace que todo parezca más claro, y limpio. Me refiero a las voces no a las calles de Nápoles

Os pensabais que me olvida de La Signora, pues no.

Cuando alguien, en este caso una cantante es muy, pero que muy famosa, literalmente tiene el público a sus pies, lo canta todo y encima disfruta haciéndolo, es feliz y no se priva de demostrarlo, en resumen que como se dice en Catalunya «totes li ponen» (refiriéndose a las gallinas ponedoras) pues cuando eso pasa, entonces viene aquello de «si pero a mi no me dicen nada» o, «tiene una voz demasiado oscura o demasiado atiplada, o tiene demasiado volumen en los graves o los agudos demasiado agudos, o simplemente se ha engordado» .

Pues mira, sabéis qué os digo, que cantó una patria mia de quitarse el sombrero, y pedir las dos orejas y rabo.

Y mientras el San Carlos aplaudía a rabiar, aunque no les «en realidad no les dijera nada» yo pensaba en esta imagen que hace unos días la misma Netrebko subia a su cuenta de Instagram. Hay que ser de una pasta especial para compartir con el mundo tus ensayos con rulos y pantuflas.

Y hasta aquí mi contra crónica de la Aida del San Carlos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s