licencia de edad

Estos días el patio informativo catalán anda revuelto al saberse que los empleados del Parlament, al menos algunos, disfrutan de un derecho llamado licencia de edad, que básicamente consiste en dejar de trabajar, irte a casa y seguir cobrando exactamente lo mismo.

Desconozco la letra pequeña del acuerdo que en su día se tomó por unanimidad, pero en síntesis es eso, una especie de prejubilación dorada por cuenta del erario publico, ósea mis impuestos y los de los demás.

Esta mañana escuchando gente indignada en mayor medida me ha sorprendido que yo no fuera una de ellas, supongo que es cosa de la edad.

Con el tiempo eso de enfadarse o indignarse sabiendo que las posibilidades de decírselo a la cara de alguien son remotas, pues como que es una perdida de tiempo.

Me dirán, «pero qué dices!» «hay que luchar…. defender…. reclamar… protestar….» Buf! Dios que cansancio!

Quizá es simplemente que de alguna forma me he rendido a la evidencia de que hay cosas, como la extinción de los mamuts o que el sol salga cada mañana que son inevitables como inevitable es que el mastodóntico aparato administrativo y funcionarial sea caro, injusto, económicamente ineficaz, y éticamente reprobable.

Este pastel se ha destapado el parlamento catalán pero seguro que cosas parecidas o peores suceden en otros muchos sitios y quizás de forma más escandalosa, desgraciadamente a ese respecto no tengo la menor duda.

Y ante esto solo quedan dos opciones, quedarte totalmente al margen o buscarte un amigo que te de un empujoncito. Y esto vale aquí, y me temo que en todo el mundo.

Todos tenemos un pasado y el mío se llama funcionariado. Durante doce años trabajé, aunque suene raro la verdad es que trabajé, para la administración. Otra cosa es que mi trabajo sirviera de algo. Quizá por eso lo dejé, sí, sí, ya sé que suena raro pero dejé de ser funcionaria por voluntad propia. Cuando me fui escribí este libro, algo así como mi testamento funcionarial , que lamentablemente y a pesar de los años transcurrido, sigue siendo totalmente vigente, y así nos va

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s