Y si me hubiera muerto ¿Qué?

Frase aplicable a madre, abuela, tia, cuñado, hermano, en realildad a todo el mundo, porque yo pensaba que era cosa de mi suegra, pero no.

Ultimamente me he encontrado con algún amigo de esos de toda la vida y al que creías conocer, que resulta que con la pandemia al parecer les entró como una paranoia, no salían de casa, no hablaban con nadie, ningún mensaje o llamada ni tan siquiera un e-mail y lo de una video conferencia ya ni pensarlo. En algún caso llegué a pensar que, quizá, en un exceso de celo, temían que el covid les saliera por el auricular. No sé, cada cual lo toma como mejor le parece. El hecho es que el silencio acabó prolongandose durante meses.

Me diréis que podía llamar yo. Si, es cierto, pero resulta que un día caes en la cuenta de que los últimos contactos ya sean mensaje o llamada siempre parten del mismo lado, el mio.

Y llamadme egoísta, pero llega un momento en la vida que se te acaba la paciencia y mira, yo llamo una vez, una segunda, si me apuras tres y estirando mucho puedo llegar a las cuatro, pero al final una se cansa y piensa ya respiraran.

Ahora, que la cosa parece que va de baja, de repente esos desparecidos han visto la luz y se han dado cuenta de que más allá de la mascarilla sigue habiendo vida; y un buen dia abren «el whatsapp» o entran «el facebook» y descubren que hay un montón de gente de la que no tienen noticia desde hace un montón de tiempo, y patapam. Agarran el teléfono y ya los tienes enviando mensajes del tipo. «bueno y tú de que vas? Y si me hubiera muerto….

Siempre son mensajes, si hay suerte lo mandan directamente a whatsapp, pero también te lo pueden dejar colgado en una publicacion en facebook con lo que a los ojos del mundo el cabron eres tú.

Lo que no hacen es llamar por teléfono, aquello de la llamada de voz, vamos para lo que se inventó el telefono.

Antes creía que era por desidia pero empiezo a pensar sino será que han olvidado una de las principales características de los teléfonos yo te puedo llamar, pero tú ¡oh sorpresa! también puedes llamarme a mi.

Es igual, porque estoy segura de que si alguno de esos desaparecidos lee esto, a) no se sentirá aludido, b) seguira pensando que la cabrona soy yo porque el/ella tiene toda la razon , y c) igual me deja un comentario del tipo.

Y tú de qué vas, Y si me hubiera muerto….

Hijitos de mi corazon esos de ahí arriba también son telefonos, y no, no hacían nada solo servían para hablar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s