Castanyes, panellets o pan de muerto

Mientras los medios de comunicaciÓn, los amigos, la gente en el bar y en la cola de la pescaderia se desarrolla una vez más, la típica y tópica conversación que se resume en: «En casa Castanyada, como se ha hecho siempre» «Eso de Halloween es cosa de los americanos» y así cada año, en nuestra casa hemos añadido un concepto nuevo por diferente. El día de muertos.

Ponga usted una mexicana en su vida y la cocina se le llenarà de salsas a cual más peligrosa (por lo picante) no le extrañe si como souvenir le traen de allende los mares dulces con chile, y que a partir de ahora cualquier cosa buena, tipo un pantalón que te sienta bien, una paella que ha salido al punto, o una aria de Verdi, cualquier cosa buena, ahora sea padre o padrísimo. Y no me salgaís ahora con habría que decir padre/madre o mejor madre/padre. Que no estamos para tonterías.

Una de las grandes celebraciones mexicanas, al margen de la dia de la independencia, es el dia de muertos.

En el Mexico actual, como en todas partes, pero allí puede que un poco más el día de muertos se ha mezclado con el Halloween venido del norte.

En realidad todas las tradiciones, aquí y allà son siempre el resultado de la mezcla de otras anteriores y Halloween, la castanyada o el magosto del norte de España no iban a ser una excepción.

Como suele suceder con otras muchas, sean estas de origen romano, celta, judío o musulmán al final llega un momento en la historia que aparece el cristianismo lo reescribe todo, se lo trae para su negociado y donde antes tenias unas saturnales después tienes unas navidad con papa noel, renos y luces led.

En realidad de todo este lio a mi lo único que me importa es que cuando yo era chica, por la castanyada iba al cole con abrigo y hoy hemos comido en el porche, hacia calor y me ha picado un mosquito.

Que los panellets, de pasteleria, se han convertido en un artículo de lujo y como lo de hacerlos en casa ha pasado a la historia (ya sabeis aquello del futuro limitado y la optimización de mi tiempo) pues nada que hace años que de panellets nada.

Las Castañas van por el mismo camino, ayer compramos unas que resultaron, caras y crudas.

Por dios las castañas se asan, no se saltean como si fuera ajo laminado, y depues se se dejan reposar tapadas con trapos, me entraron ganas de cogerle el cuchillo a la señora y enseñarle que, como decía mi madres, gallega para más señas, el corte se hace al través que es más difícil lo sé pero es así como hay que hacerlo. ¡nunca más!

Pues nada que este año en ausencia de castañas y panellets, he comido por primera vez Pan de muerto que vendría a ser como un pan de brioche, más o menos elaborado, y por supuesto, hemos tenido altar.

Este es el pequeño altar que, por segundo año, ha levantado mi nuera para que los que marcharon encuentren el camino de su casa y vayan a visitarles.

Y no sé yo, pero puede que llegado el caso, puestos a salir del inframundo, yo seguramente preferiría siempre visitar una casa donde me recibieran con dulces i calaveras de colores. Que para llorar hay otros momentos.

HALLOWEEN

CASTANYADA

DIA DE MUERTOS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s