Depuis le Jour

El pasado miércoles entre la ensaladilla de Rakhmàninov, Kórsakov, Txaikovski se coló una de esas piezas que cortan el aliento.

Asi como quien no quiere la cosa entre un Debussy, de dificultad innegable y más Txaikovski la señora Eyvazov, más conocida como Anna Netrebko cantó el aria “Depuis le Jour” de la ópera Louise de Gustave Charpentier.

Una pequeña joya que ha sido interpretada por más sopranos como Callas que una francofila confesa, murio en Paris, Caballé amante de toda aquella pieza donde pudiera lucir la elegancia de su voz y su fiatto inacabable, a Dios gracias como diría mi consuegra mejicana. Y claro está Netrebko y la pongo aquí compartiendo cartel, porque las comparaciones son odiosas pero a menudo muy convenientes