Bocata time – Jaume Plensa

Hoy ha sido día despacho/gestiones diversas. Las cosas esas que conlleva la pandemia o siendo más precisa, los políticos que han de salvarnos de la pandemia, lo alteran todo.

En circunstancias normales hoy habria salido un ratito y como suelo hacer cuando ando por la ciudad , habría aprovechado ese tiempo para esas “cosas” que suelo ir acumulando en Google Keep para cuando tengo la oportunidad. En la lista tengo cosas, bastantes, pero con las tiendas grandes cerradas, las pequeñas pasando el rosario con la mirada puesta en un futuro incierto, y el centro de la ciudad sumergida en un pantano de desanimo general, lo más facil es dejarse arrastrar por el desanimo, hacer las gestiones de trabajo y volver a casa. Eso he venido haciendo durante demasiado tiempo. He decidido que eso se acabó, que hago algo o se me está encogiendo el cerebro, así que dentro de mi disponibilidad voy a aprovechar esas escapadas para alimentar mi otro yo.

Hoy he aprovechado el Bocata time para acercarme a la galeria Senda y junto con otros miembros de Amics del Liceu visitar la exposición “La Llarga nit” de Jaume Plensa.

Jaume Plensa, para mi, es un artista que al mismo tiempo fascina e inquieta. No sé si es por esas deformaciones pretendidas a las que somete sus obras, por las dimensiones o por los distintos angulos visión con que contemplas los volumenes pero el resultado unas figuras de niña sin ojos, cargadas de poesia, pero con una mirada penetrante. Creo que me he pasado en la descripción pero va por ahí la cosa.

La expo en la galeria Senda es pequeña, no hay espacio para muchas juergas, afortunadamente. Porque igual con unos cuantos metros cuadrados más, van y me lo cierran (no sé si hay normativa a ese respecto, pero puestos a joder a la cultura todo vale).

Es una exposición pequeña y con pocas obras pero vale la pena, porque por más fotos que veas de la obra de Plensa nunca es lo mismo que encontrarse delante de ellas y pienso ahora en la que hay junto al Palau de la Música, una obra que no es de la ciudad, esta cedida de ahí el hashtag. UnPlensaxBCN que la galeria promueve en las redes sociales, con el ruego de que todo aquel que pueda haga difusión.

Es vergonzoso que Barcelona no tenga un Plensa, al igual que lo tienen otras muchas ciudades del mundo. Barcelona no hace mucho era una ciudad amante del arte, una ciudad vivaviva, ahora la pintura esta por los suelos, literalmente, las esculturas son bloques de hormigon rectilineos, agresivos como la propia ciudad. Enlos ultimos tiempos me siento extraña en mi ciudad.

Barcelona necesita un Plensa.

Mas información de la Galeria Senda aquí

Amics del Liceu

Mas información sobre Jaume Plensa, pero sin animo de ofender si és la primera vez que oyes hablar de él, hágaselo mirar.

Instagram UnPlensaxBCN