Encierro día 23 – No preocuparse

En España, en Argentina y me temo que en todo el mundo, las obras, las obras públicas, ejercen un atractivo especial. Quien no ha tenido un vecino o familiar, porque esto en principio es cosa del sexo masculino,  aficionado a seguir, controlar y si se tercia dirigir las obras. No importa la titulación o la envergadura del proyecto aquí, y allí , si se ha pastao mortero un par de veces en la vida, si sabes lo que es un regle; ya eres oficial y si encima sabes sacar el nivel con un tubito lleno de agua, entonces, bueno entonces ya puedes acabar tu solo la Sagrada Familia.

Conste que la que escribe, no solo sabe lo que es un regle, y lo del nivel lo superé hace años, y como yo otras muchas, lo que pasa es que llegados el momento ese de la jubilación, por lo habitual las mujeres encontramos alicientes mejores que el plantarse delante de una obra , pitillo en boca, brazos recostados y hala a dar consejos al personal.

¿Porqué hablo de esto? Pues porque esta mañana, reconozco que  gratamente sorprendida, a eso de las 9.30 hora de aquí, se ha presentado en la puerta de casa una pick-up con toldito de lona y en su interior todos los materiales necesarios para levantar primero una valla y qué valla, seguida por otra en la que venían los operarios en numero de cuatro que al final de la jornada han pasado a ser ocho.

Espectacular el despliegue de elementos de seguridad. Mascarilla; valla de madera, como no las veía yo desde la infancia. dos placas informativas y de advertencia, que dicho así está muy bien salvo por el pequeño detalle de que las han puesto dentro de casa con lo que el único peaton que las veía era yo desde la cocina pelando boniatos. Y dit i fet, se han puesto manos a la obra. 

Aquí lo de las zanjas lo llevan muy en serio, los chicos de ayer ya advirtieron que si llovía no vendrían porque con lluvia no se pueden hacer zanjas porque sería peligroso, y es que para encontrar el tubo ha cavado hasta quedar las cabezas de los operarios algo así como dos palmos bajo el nivel del suelo. Encontrar el tubo pasar el cable nuevo hacer las conexiones, almorzar, el descanso de después, volver a tapar la zanja y retirar toda la parafernalia les ha tomado casi toda la jornada.  Y todo esto lo han hecho con la mascarilla puesta bajo la nariz.

A parte de eso lo más destacable ha sido el encuentro virtual entre el sector femenino/marchoso de la familia.  Unos desde ARgentina, los más en Barcelona y otra navegando en un crucero del que le gustaria poder salir pero de momento allí está con el contrato de trabajo finiquitado intentando que la metan en un avion que la lleve de vuelta a casa y batallando porque alguien le de un bolígrafo porque de poco sirve una libreta sin bolígrafo.

Para terminar os dejo un video, ya sabeis esas cosas que corren por internet.  A cuidarse.

Y una aclaración la fotografia no es que le haya añadido ningun tipo de textura, es que aquí o tienes mosquitera o te taladran.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s