Encierro día 17 – deportes indoor

Dado que el lunes acabó oficialmente mi cuarentena y la palabra confinamiento no me gusta, a partir de hoy el contador medirá días de encierro y con este miercoles que termina ya llevo 17. Una cosa es segura los leggings negros en número de dos y el pijama, “el” que me traje y quizá también el bañador estampado, todas esas prendas no vuelven a España conmigo, más que nada porque hasta que eso suceda me temo que se desintegraran de tanto viaje a la lavadora. Porque yo, en esta ocasión me traje ropa pero no vine equipada para un encierro semejante.

Ayer añadí una actividad más la bici indoor. Mi yerno tiene una de esas moderneces con pantalla que te permite seguir clases online en la otra punta del mundo o sesiones grabadas. Lo probé ayer y hoy he repetido, ayer morí, literalmente, morí a los 19 minutos treinta segundos. Hoy ya he ido más preparada, me he subido una botella de agua y una toalla, no tanto para secar el sudor como para las lágrimas cuando, a falta de 5 minutos para el final he tenido que bajar el ritmo, la resistencia y casi se me para el corazón. OMG.

Pero es igual me he propuesto terminar la clase del chino el profe de hoy era chino, y lo haré, tengo tiempo de sobra para ir probando.

Y es que lo del ejercicio es un verdadero problema yo he seguido con mis pilates por lo de la espalda, he probado la tecnica recluso, arriba y abajo siempre en la misma dirección. Pero no es suficiente, el cuerpo ha de cansarse, como decimos en cat “suar la cansalada”. No tanto como mi yerno que cualquier dia se nos muere allí dandole al pedal pero si notar que estas vivo.

Tengo amigas que están haciendo yoga, otras meditación dos se han apuntado a cursos de escritura, y uno amigo ha empezado con el ganchillo. Cuando termine el encierro me gustará medir los perímetros de esas cinturillas. porque las que se han apuntado a yoga, ya os digo que el saludo al sol se les queda atrancado antes del alba.

Y lo del ajedrez como deporte no vale y la petanca tampoco porque se necesita más de uno y entonces te saltas el encierro y entonces te viene el vecino y te señala con el dedo y aquí los que controlan no es la poli que es el ejército y es que como ya he dicho anteriormente , aquí con solo 8 muertos se lo han tomado muy en serio.

Besos distantes a todos y por favor seguid cuidándoos

la imagen la saqué de aquí