Conducir en UK

Uno de los aspectos de mi relación con el mundo British, que más llama la atención a las personas de mi entorno, es el: ¡¿Pero tu conduces?! ¡qué atrevida!

Desde mi experiencia directa con eso de «conducir al revés» puedo decir que lo complicado no es tanto circular por la derecha o por la izquierda como el resto de «cositas».

Y me diréis qué es el resto, pues, por ejemplo, y de forma muy destacable, las dimensiones de las carreteras que en cuanto sales de las autopistas se estrechan algo así como cuando pones un jersey de lana en la secadora. Para hacerlo más divertido, cuanto más estrecha es la carretera, más altos son los muros que la limitan; muros vegetales de una frondosidad y espesura que mejor no chocar con ellos, además a veces en medio hay algún tronco de proporciones bíblicas. Pensad que aquí llueve mucho y eso los arboles lo agradecen con un buen tamaño.

En todos los pueblos, ciudades y en el mismo Londres, es fácil encontrarse de repente en un calle de lo que vendría a ser tres carriles de los nuestros, de los nuestros estrechos, cuyos laterales estan destinados a aparcamiento, es decir que solo queda el carril central para circular, obviamente en doble sentido. Ahí es donde toma todo el sentido la frase y señal de tráfico «Give the way» , nuestro «ceda el paso» demasiado a menudo mal interpretado, pero que ellos, los british, se toman a rajatabla. De verdad. hacedme caso caso, si tenéis que conducir en UK grabaos esas palabras en la frente GIVE THE WAY. Lo respetan cuando han de ceder la preferencia en una calle estrecha, cuando entran en una rotonda, cuando salen de un aparcamiento, cuando perciben la menor intención de cruzar la calle por parte de un peatón y no digamos si el peatón es una persona mayor o niños. Si será importante el ceda el paso, que cuando te incorporas a una autopista son ellos los que se apartan para facilitarte el ingreso, algo impensable para nosotros.

En general es más peligroso y fácil equivocarse cuando actúas como peatón que como conductor. En ese sentido hay que saber que la mayoría de semáforos funcionan a demanda pulsas un botón y esperas, no mucho, a que cambie a verde, que eso lo tienen igual. Pero, mientras que en España los semáforos se ponen en ámbar para avisar que se van a poner a rojo, allí el ámbar te avisa que pasas a verde.

En cualquier caso lo peor noes conducir por la derecha o por la izquierda, lo peor, me temo es conducir el coche que no toca en el país equivocado. Y sino que se lo pregunten a mi yerno la primera vez que se enfrentó a un peaje de autopista francés, viajando solo, en un coche inglés.

¡Ah! A la vuelta hay que resetar el cerebro y al menos la primera vez que te incorporas a una calle o carretera, tener muy presente que esto no es Inglaterra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s