Pontevedra

¡Huy! un momento, perdón.

Lo siento, es que se me había caido la cara de vergüenza. Es lo mínimo, porque a pesar de que hace unos años estuve en Cambados. Nunca hasta ahora puse los pies en Pontevedra, algo imperdonable o quizá sí porque soy poco dada a las multitudes y la Pontevedra que he tenido la oportunidad de conocer el pasado fin de semana es la post-pandemica, es decir, muchos, muchísimos locales con el cartel de se traspasa, se vende, se alquila…

Para mi, fantastico, porque me he encontrado con una ciudad pequeña, muy conservada, cargada de historia y exageradamente tranquila; lastima que esa tranquilidad no de dinero. Viendo las callejuelas desiertas y los pocos locales abiertos tuve la misma sensación que tengo ultimamente en Barcelona y es que esta crisis, si algo debiera propiciar, sería el replantearnos si este modelo de turismo basado en la copa y la tapa o la cerveza y la playa es sostenible y al parecer no lo es.

Pero supongo que dentro de unos meses cuando Ryanair vuelva a descargar en barcelona y en otras partes los jovenes y no tan jovenes hambrientos de alcohol y risa/polvo fàcil, meandose por las esquinas y haciendo aquí todo lo que no hacen allí, volveremos a estar como antes.

Al menos podre decir que un día pude pasear por una Pontevedra tan irreal como bella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s