Queridos amigos de allí

Queridos amigos de allí.

Esta mañana he salido de casa a las 7.30 y, al poco,  me he encontrado en medio de un tumultuoso atasco en la Ronda de Dalt, como todos los días, de todas las semanas desde hace años.

Después he estado toda la mañana en clínica, donde no había ni piquetes, ni tanques (y eso que está junto a la diagonal) He vuelto un poco magullada,  cierto, pero no porque haya tenido que huir de ningún tumulto sino porque me he cepillado dos resonancias seguidas, ahí es na.

Ya de vuelta he parado en Ikea. como era martes, no había ningún tumulto; ayer se que sí, por aquello de que era fiesta en Barcelona y en Badalona no.

He parado en el super a por dos cosillas, dos porque como era tarde el tumulto de compradoras de pescado casi me ha dejado sin género y ahora estoy en casa escuchando de fondo los pajaritos de bosque.

Mañana estaré buena parte del día en BCN porque tengo varias cosas que hacer y hasta el momento nadie la ha cancelado. Y el Jueves lo mismo.

Ya veis por aquí todo de lo más normal, lo cierto es que en realidad la que empieza a estar preocupada soy yo, por vosotros porque  estáis tan callados.[amazon_link asins=’1549756931,B004Q9TWZ0,B004RCNG9O,B00HCE7UW8,B074BFLQXF’ template=’ProductCarousel’ store=’estrella0e-21′ marketplace=’ES’ link_id=’848d2cf9-a2be-11e7-bd79-d305c8b2a031′]