¡Taxi!

Cinco años atrás, no sé si habría escrito este post, principalmente porque el protagonista del mismo no existia, aunque sí el problema subyacente “el taxi y su mundo”. Hablar de taxis cuando en la familia  hay dos taxistas, es como poco, complicado, y es cuando la autocensura entra en juego.

Pero ahora que hace ya unos años  mis hermanos cambiaron las calles de Barcelona por los prados del pirineo y que en su camino ya no se cruzan autobuses articulados sino vacas preñadas, creo que puedo empezar a tocar el tema sin temor a agresiones, no por falta de ganas sino por la distancia.

Así que con permiso de mi amigo Taxi melóman, el único taxista que conozco, además de mis hermanos, capaz de soltarte un discurso sobre la tetralogia de wagner entre Francesc Macià y Plaza Catalunya, pues con su permiso y esperando que hoy esté con lo de Grecia y no lea el blog; hoy voy a hablar de Uber o mejor dicho de mi experiencia personal en tanto que usuario ocasional de Uber.

Captura de pantalla 2015-06-26 a las 13.48.08

Cuando vi esta fotografia de los disturbios provocados por los taxistas de Marsella a raiz de la implantación de Uber en esa ciudad, yo circulaba por una atiborrada calle de Londres con la tranquilidad que da saber que en el peor de los supuestos la carrera no me iba a costar más allà de 16 libras, a mi lado un señor intentaba mantener la flema britanica mientras el contador de su Cab (taxi tìpico londinense, el de toda la vida) corría inexorablement hacia las 23 libras que es lo que pocos dias antes me costó idéntico trayecto.

Los tan romanticos como poco prácticos  autobuses de dos pisos, útiles para circular por las estrechas calles londinenses pero que cuando tienes problemas de artrosis o empujas un cochecito de bebe todo su romanticismo y supuesto glamour se va a tomar por saco. Lo  angosto de la mayoria de las estaciones del metro, la clamorosa falta de accesos adaptados y la inexistencia casi absoluta de sitios para aparcar hacen de Londres la ciudad perfecta para el taxi.

Volviendo a la diferencia de precio entre “mi Uber” y el señor del Cab, la explicación es que mientras mi conductor   aprovechaba las calles alternativas esquivando atasco, el otro permanecía impasible tragando humo en la siempre atiborrada New Kings Road, una calle que segun el ADN del buen taxista londinense, al parecer es la única via posible entre sloane Square y Parsons Green. Los conductores de Uber siempre llevan a la vista el telefono donde se ve el trayecto que siguen y el estado del trafico (Google Maps tampoco es nada especial) pero a diferencia de lo que en otras ocasiones he vivido en los taxistas  a l’ancient style,  ellos, los conductores de Uber si hacen caso a la información y suelen cambiar el recorrido esquivando los atasco. Cómo puedes ver la pantalla no te angustias   por si pretenden dar un rodear y cobrarte más, una sensación que todos hemos vivido incluso en nuestra propia ciudad. Asi es como los conductores de Uber suelen llegar antes a su destino, lo que redunda en una mayor satisfacción del cliente y por  tanto es más facil que éste repita.

 

Un punto que ha facilitado la implantacion de Uber en Londres, es que siendo como es una ciudad lluviosa y fria la gente no suele esperar un taxi en la esquina,  a veces si pero no es lo habitual,  para un londinense es normal la frase esa de “me pediría un taxi por favor” (son muy polites) El taxi lo pedirá el portero del club levantando un paraguas o la aprendiza de la peluqueria marcando un numero de telefono.

La evolución  del telefono a una app, ha sido un pequeño paso para el usuario pero gigantesco, no para la historia de la humanidad pero si para la industria del taxi. 

En general los profesionales del taxi andan supercabreados con  todos los servicios digamos “alternativos”, pero curiosamente un día  conoci a un Uber que en realidad era un Cab, tras años de conducir un taxi de los de siempre,  metió el vehiculo “oficial” en un garage y  se montó en toyota prius y pasó a engrosar las filas de Uber. ¿porqué el cambio pregunto mi yerno?

a) gano mas. Argumento aplastante donde los haya.

b) me siento más seguro. Eso picó mi curiosidad, porque aquí como en Londres los pasajeros agredidos por taxistas son pocos en cambio los taxistas que han sufrido agresiones son muchos, algunos incluso han sido asesinados, simplemente por trabajar de noche y llevr dinero en efectivo.

Los conductores de Uber nunca cobran en efectivo, siempre el cargo se hace a la targeta que el usuario ha registrado en el momento de darse de alta en el servicio. Eso implica que el pasajero está totalmente identificado. si saben tu nombre, apellidos y número de targeta, es más dificil liarse a bofetadas con el conductor. Pero es que además cuando te das de alta estas aceptando que los taxistas te puntueen. ¿Que significa eso?

Pues que si vienes de la playa con el culo mojado, te subes a un taxi y le fastidias al pobre hombre todas las carreras para el resto del dia al dejarle mojado el asiento (esto es algo que cabreaba y mucho a mi hermano) pues el conductor al terminar la carrera te puntua. y si le has jodido el día seguro que te pone un cero con lo que cuando pidas un nuevo Uber es probable que nadie venga a recogerte. Pero este sistema de evaluacion es bidireccional.  Si el conductor es de los que llevan la radio a toda castanya, sea esta pakistani o una tertulia de la bbc, o el vehículo está sucio, o el sujeto huele a fritanga o  lleva un puro a medio fumar en la oreja, o un retrato de Franco colgando del retrovisor, al salir del vehiculo, si es que sales, tu sin más le plantas y 0 y lo tendrá dificil  para conseguir nuevos clientes.

El tema del taxi en Barcelona lleva ya demasiados años estancado, resulta rídiculo, cuando no vergonzoso que a día de hoy no exista una tarifa plana para venir del aerouerto del Prat a BCN. Bueno, si hay una de 39 euros, exclusiva para ir del aeropuerto al muelle adosado, el de los cruceros. ahora, pero también cuando mis hermanos aun “hacían” el taxi me resultaba vergonzante la escena de centenares de taxi esperando en la parrilla del aeropuerto para una única carrera, que dificilmente compensará economica el tiempo invertido echando la meadica o la partidita con los compañeros mientras esperan que les llegue el turno o el mundo cambie.

Hoy en día cuando dices aquello de “los tiempos cambian”  en realidad ya han cambiado y tú o bien no te has dado cuenta o no has querido verlo.

Vivir en la esperanza de que se produzca un milagro y vuelvan aquellos años cuando tener una licencia de taxi era un seguro para la jubilación, es cerrar los ojos al presente.

¿Como acabará esto? Ni idea.

La verdad es que lo siento por mi amigo Jordi, por Miquel el amigo del alma de mi hermano y tambien por su hijo, pero mucho me temo que tienen las de perder y al final les tocará aquello de renovarse o dejar el taxi.  El futuro puede que se llame Uber o cualquier otro nombre aun por escribir, en cualquier caso el futuro empezó hace tiempo.

uber-logo

Mas artículos sobre el tema.

Cuanto cuesta un taxi desde el prat a BCN

Uber tira la toalla

 

http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=estrella0e-21&o=30&p=8&l=as1&asins=B004Q9TWZ0&ref=tf_til&fc1=000000&IS2=1&lt1=_blank&m=amazon&lc1=0000FF&bc1=000000&bg1=FFFFFF&f=ifr http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=estrella0e-21&o=30&p=8&l=as1&asins=B004RCNG9O&ref=tf_til&fc1=000000&IS2=1&lt1=_blank&m=amazon&lc1=0000FF&bc1=000000&bg1=FFFFFF&f=ifr http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=estrella0e-21&o=30&p=8&l=as1&asins=B00DHSHC4Y&ref=tf_til&fc1=000000&IS2=1&lt1=_blank&m=amazon&lc1=0000FF&bc1=000000&bg1=FFFFFF&f=ifr

En este blog no estan activados los comentarios, si crees tener algo que comentar puedes hacerlo en mi PAGINA EN FACEBOOK

Anuncios