La felicidad de nuestros hijos

Dicen y es verdad, que las madres siempre queremos lo mejor para nuestros hijos. Lo que ya no dicen es los matices que toma esta afirmación y los matices siempre son importantes, porque uno escucha esa frase y le viene a la mente la imagen de una madre de postguerra fregando suelos por una miseria dejándose humillar mañana tarde y noche; incluidos festivos y fiestas de guardar sólo para poder dar a su hijo, un crápula, egoista, desalmado, unos estudios que ella no tuvo y así darle un futuro mejor. Quiza eso sea exagerar unpelín, entrando de  lleno en lo que la familia se conoce como  “versiones noveladas de Estrella” que es esa capacidad mia no siempre bien asumida de convertir en culebron cualquier circunstancia familiar por nimia que esta parezza. Mentira, todo mentira lo que pasa es que ellos no saben apreciar lo que tiene al lado.

Volviendo al principio.

Sí, yo creo que las madres queremos lo mejor para nuestros hijos por la simple razón de que cuanto mejor estén ellos más tranquilas estamos nosotras. Para qué nos vamos a engañar. Si la niña tiene faena igual puede pagarse una canguro y dejar a la abuela que se vaya al bingo… Por cierto ¿aun hay bingos?… Si los niños estan bien colocaos, menor probabilidad hay de que te vengan a pedir que les avales en un crédito para montar un negocio. “ya verás mamá con esto nos vamos a forrar”  y después te encuentras sin forro, sin pensión y como te descuides ya estás protagonizando un informativo de la Sexta mientras los mossos te sacan a rastras de tu casa embargada.. Humm… No, esta vez no he exagerado nada.

Ese, “lo mejor para nuestros hijos” incluye, cómo no, a la pareja.

En este tema yo no me puedo quejar, dos de mis hijos tienen pareja estable y de momento todo parece funcionar bien, con sus cosas seguro, pero funcionan. El otro está “single”, que es como se llama ahora a los solteros desaparejados. Eso en sí mismo no es malo, porque como decía mi  madre y muchas otras madres antes que ella siempre es mejor estar solo que mal acompañado.

Pues  eso mismo pensaba yo esta mañana cuando en el desayuno he visto un resumen de las noticias más importantes de ayer.

Es muy difícil juzgar a las personas en la distancia y forzosamente por la carcasa o las opiniones que de ella/el emitan los demás, unos “demás” que las más de las veces hablan tamiben por referencias, que no tienen porque ser fiables,  sin tener un conocimiento directo ni de esa persona  ni de nada pero tanto da ellos opinan y se quedan tan anchos.

Todo eso es cierto pero hay pequeños detalles, cosas en apariencia insignificantes que dicen mucho de una persona, como por ejemplo el bolso en las mujeres

El bolso es quizá el complemento que más dice de nosotras mismas. Si éste es  muy grande puede querer decir que: tenemos niños pequeños, que a nuestro marido no le gusta llevar cosas encima, o  que para sentirnos seguras necesitamos llevar media casa encima. Lo que nunca dice es que simplemente te gustan los bolsos grandes, porque entonces, qué cñ harían los psicólogos.

Un bolso como mucho hierro (cadenas, hebillas, candadosu otros adornos) dice que somos un poco asustadizas y siempre pensamos en tener algo a mano con que defendernos.

Un bolso pequeño quiere decir que nuestro marido lleva encima todo lo que no nos cabe en el bolso o que, como es mi caso,  estamos en pleno proceso de simplificción vital, uno de cuyos principales capitulos es precisamente ese “qué llevo yo en el bolso”.

Pero el bolso no solo “habla” por él mismo, el bolso habla también y mucho por lo que hacemos con él.

Llegas a un restaurante y pasas el asa por una de las piernas. a) eres una persona insegura y necesitas contar con el apoyo de los demás a lo que hay que añadir una enfermiza tendencia a la timidez (si el bolso es grande entonces ya pide hora al psiquiatra), o b) simplemente te han robado tantas veces el móvil que estas hasta los mismisimos.

Si algún detalle caracteriza a la reina isabel de Inglaterra, y por tanto ha sido parodiado hasta la saciedad, ese  es que siempre lleva el bolso consigo aunque sea para ir del real dormitorio a la real salita. Tanto da si es el bautizo de un biznieto o una recepción al embajador de tonga;  ella su bolso y su sombrero son todo una pieza.

Por eso si se da el caso de que has de acudir a un sitio investido de cierta solemnidad, por ejemplo: almuerzo en el palacio real,  cena en casa de Isabel Preysler, o comparecencia en el Parlament y vas y cuelgas el bolso del respaldo de la silla asignada, máxime cuando la silla no es silla sino que es sillon,  y no contenta con eso lo dejas abierto para que el ujier vea que usas tampax super o que fumas ducados (¿existiran aun los ducados?) . Entonces amiga (es un decir) tú lo que eres es un sucedáneo de Belen Esteban, con pendientes “tu y yo” y tu área geográfica es el triangulo de la pijeria formado por ” Muntaner, ronda de dalt y como mucho el parque cervantes” para decirlo claro de “Diagonal parriba”, te las das de fina pero eres tan fina como el estropajo de mi cocina.
alvarexz_457aa No soy experta en el tema bolsos pero me da que ese bolso no es del top manta lo que agrava aun más los hechos.

Antes de que estallara el caso pujol, cuando el asunto Camarga saltó a los titulares y autoconfesa novia o lo que sea del primogenito de los Pujol,  empezó a rondar por las televisiones, en más de una ocasión me sentí en la piel de la señora Ferrusola y me veía a mi misma abroncando al niño.

Però quina gràcia li vas veure, fill? . Calla, calla  millor no m’ho digues que més m’estimo no saber-ho. Passa; passa ves cap a la cuina que ja tens el berenar a punt . Lo que traducido vendría ser algo así como . Pero qué gracia  le viste, hijo? Calla, calla mejor no me lo digas que prefiero no saberlo. Pasa, pasa vete para la cocina que  ya la tienes la merienda a punto.

Y es que Doña Marta tendrá todos los defectos que quieran pero madre lo es y mucho.

PD. Si alguna experta en bolsos pudiera confirmar mis sospechas se lo agradeceré con un gracias que tampoco es que la cosa merezca mayores recompensas.

Un comentario sobre "La felicidad de nuestros hijos"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s