Las mil caras de la historia

Ayer estuve en uno de esos sitios, en los que a estas alturas, sorprende que nunca antes hubiera visitado. La National Portrait Gallery.

Aquí, a diferencia de otras salas de exposiciones las obras siempre, o casi siempre, llevan dos nombres asociados  el de quien mira y el quien  desea no tanto ser mirado como admirado al menos  así sucede en muchas ocasiones.

En esta galería se pone especialmente de manifiesto aquello de que “apenas” han tenido guerras en su territorio y de ahí la gran cantidad de materia prima de que disponen en obras y  en la cantidad de notables susceptibles de aparecer en los lienzos.

Pasear por la NPG es literalmente “poner cara a la historia” A la historia británica y la de todos los demás porque si alguna característica tiene la historia de UK es que atravesó fronteras no solo en plan aquí vengo yo con mis tanques, lo que sería el estilo napoleonico, sino también con legiones de científicos de las todas las ramas que en un momento dado colonizaron medio mundo con sus cuadernos de notas y sus cajas de especímenes.

Poder mirar a los ojos al hombre que venció a Napoleón te da una idea del cómo y el porqué.

APSLEY HOUSE, London. "Arthur Wellesley, 1st Duke of Wellington" c.1815 by Sir Thomas LAWRENCE (1769-1830). WM 1567-1948.
APSLEY HOUSE, London. “Arthur Wellesley, 1st Duke of Wellington” c.1815 by Sir Thomas LAWRENCE (1769-1830). WM 1567-1948.

Ese es uno de los grandes retos de, en este caso, el pintor ir un poco más allá de la técnico, o ,  utilizando la técnica  ir más allà y ser capaz de captar y transmitir  la esencia de esa persona al tercer   nombre propio, imprescindible, el espectador.

El artista capta y el modelo muestra, lo que es o lo que quiere aparentar ser. Yo creo que el mundo de los retratos se divide entre los que miran al espectador, caso de Wellington o los que miran “paotrolao”

 

after Sir Joshua Reynolds, oil on canvas, (1768)
David Garrick after Sir Joshua Reynolds, oil on canvas, (1768)

Aunque este caso David Garrick (1717-1779), actor escritor, en realidad esta interpretando” el papel de Kitely en la obra “Every Man in His Humour de Ben Jonson.

 

El retrato no es solo el rostro. el cuerpo el lenguaje corporal dice también mucho tambien en aquellas epocas en que los modelos ponian el rostro y el resto era cosa del pintor independientemente de que el cuerpo no se dijera para nada. En esta linea hay multitud de retratos de pose cliche, muchas han permanecido a pesar de los años/siglos como la foto de notario o juez en actitud más o menos distendida con una mano en la cintura y otra descansando sobre la mesa el atril o el esclavo que pasaba por allí.20160308_101557

Una de las actitudes más extremas que encontré en NPG fue la de John Burns político y sindicalista

20160308_111319

Pero la NPG no son solo cuadros, los hay que piensan que con la irrupción de la fotografia el retrato, como tal, murió.  Personalmente no estoy de acuerdo, yo creo que “mata” mas los retratos este “crimen” perpetrado en la persona de Kate, como la llaman por aquí, como si todo Londres hubiera tomado el te con ella.

20160308_113802

La fotografía no mata el retrato, es otra forma de llegar al mismo objetivo la persona, su vida, su forma de ver el mundo, su historia.

Un gran ejemplo es este magnifico retrato de Isabel II con la firma de Annie Lebowitz.

 

queenportrait091

Resumiendo una visita altamente recomendable al menos para quienes gustan de la historia y del arte. Obviamente Free, de eso vamos a tener que hablar un día

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

One Reply to “Las mil caras de la historia”

Los comentarios están cerrados.