Una mañana soleada – una muerte estúpida

Es una soleada mañana de sábado, Abril y yo estamos sentadas en un banco de Parsons Green, a 100 metros de casa.

Parsons green no llega ni de lejos a la categoria de parque, es solo una plaza irregular con una generosa zona de hierba en la que todos los mediodias se acumula la gente para almorzar, siempre sobre una mantita, ellos siempre tan previsoras.

Por la tarde el lado norte de la plaza se llena de gente que rebosa de la amplia terraza del White Horse donde un joven inmigrante, como los a hay miles, se las ve y se las desea para asar en la barbacoa los cientos, quien sabe si tambien miles de salchichas que hoy pedirá el público.

 

A esta hora, en cambio,  poco despues de las diez, no se ve gente con cerveza y aun falta para el almuerzo. solo hay un señor jugando a futbol con su hija, con cara de estar pensando en lo bonito y economicamente saludable para él que habría sido tener como hijo a Beckham. Un poco más allà se ve a una pareja, ella le tiene un cierto aire a Bridget Jones, él tiene toda la pinta de personal Trainer al menos así lo hace pensar el estar en una plaza junto a una pelota suiza, guantes de boxeo, cuerdas para saltar; me da que ella tiene la cabeza más en el trainer que en los michelines

A pesar del maléfico tráfico londinense de la gente que viene y va del waitrose con la compra. A pesar de todo en la plaza se respira una relativa paz, Incluso Abril que hace poco parecía estar a punto de declarar la tercera guerra mundial , ahora se ha unido a mi en el sano deporte de no hacer nada, salvo ver pasar la gente; yo con gafas, donde quedaron los tiempos aquellos cuando me decían “señora tiene usted el 150% por cien de visión”, algun día me explicaran porque la visión y los reactores nucleares pueden ir al 200 por cien.

De momento me he de conformar con mis gafas y ella con su ojo y medio, si porque ayer Abril sufrió su primer accidente, el primero de los muchos que tendrá que sufrir, la niña ha salido un poco kamikace.

El de ayer  fue por culpa de un boligrafo que estaba donde no tenía que estar, nos explicaba la directora de la guarderia con cara de haber  pisado a la reina. I’m sorry….

Lo cierto es que la vida está llena de boligrafos donde no han de estar, de piedras estúpidas que se ponen justo en el camino de esos zapatos amarillos con los que sospecho algun dia Abril se casará.

11027961_10152977958156312_4705074318035488907_nEl mundo es un continuo riesgo, aceras innecesariamente estrechas a ojos de la abuela, coches que siempre corren demasiado aunque esten parados.

Levantarse cada mañana   es afrontar cada día nuevos retos que entrañan peligros, algunos pueden atenuarse, los hay que incluso pueden evitarse.

Esta mañana mientras gozaba de una casi tranquila y soleada mañana londinense,  he sabido que un niño ha muerto. Una muerte inutil, como tantas otras. Cada día mueren personas, muchos de ellos niños sin tener culpa de nada slvo por haber nacido en el lugar y en el moment inoportuno. Són víctimas de guerras declaradas o por declarar pero en cualquier inútiles, sangrientas, desgarradoras. son muertes que por lejanas nos parecen menores  pero no lo son aquellos que estan cerca las sufren como nosotros sufrimos las nuestras. Nuestras muertes, casi siempre suelen ser limpias, asepticas, ordenadas.

Se hizo todo lo que se pudo – dicen. Pero a veces no es verdad.

No diré nada de los padres de ese niño, bastante dolor tienen ya, el de la pérdida pero también el de la culpa.

Lo peor son los apostoles esos que como siempre dicen estar en posesión de la verdad. Esos a los que muchos estúpidos siguen con fe ciega.

Pero cuando el “apostol” es una mujer que por voluntad propia, y acogiéndose a una fé,  ha decidido  mantener  sus entrañas vírgenes de placer y dolor, renunciando a la vez a tener entre sus brazos a un hijo, propio o adoptado, todo toma otra dimensio. Esa mujer es incapaz de sentir amor y dolor de madre. Esa mujer está invalidada moralmente para dar su opinión. Cuando la vida de uno o muchos niños está en juego, no es momento para pontificar sobre la industria farmacéutica.

Es dificil separarlas, pero una cosa es industria y la otra ciencia. Y la ciencia habría evitado esa muerte.  Ahora solo queda aprender de los errores ajenos, callar y llorar.

Dedica’t a la politica Forcades si això és el que vols, a la feina de mare ja hi vares renunciar fa temps.

 

http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=estrella0e-21&o=30&p=8&l=as1&asins=B004Q9TWZ0&ref=tf_til&fc1=000000&IS2=1&lt1=_blank&m=amazon&lc1=0000FF&bc1=000000&bg1=FFFFFF&f=ifr http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=estrella0e-21&o=30&p=8&l=as1&asins=B004RCNG9O&ref=tf_til&fc1=000000&IS2=1&lt1=_blank&m=amazon&lc1=0000FF&bc1=000000&bg1=FFFFFF&f=ifr http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=estrella0e-21&o=30&p=8&l=as1&asins=B00DHSHC4Y&ref=tf_til&fc1=000000&IS2=1&lt1=_blank&m=amazon&lc1=0000FF&bc1=000000&bg1=FFFFFF&f=ifr

En este blog no estan activados los comentarios, si crees tener algo que comentar puedes hacerlo en mi PAGINA EN FACEBOOK