Procida, ya más en serio

El otro día hablé de LA FOTO, y Procida merece un poco más de esfuerzo. La información en español sobre esta isla, es más bien exigua, prácticamente se reduce a eso, a LA FOTO, y poca cosa más siempre bajo el epígrafe de «Qué hacer en Procida» o «10 cosas que ver en Procida» que en este caso, y lo digo porque lo busque practicamente se reducen a 2, LA FOTO y el palazzo.

Cuando un italiano habla del «palazzo» no necesariamente se refiere a un palacio en el concepto hispano de la palabra. Para ellos un palazzo es un edificio que puede ser igual un bloque de pisos casi ruinosos en el punto más recondito de algun barrio napolitano, un palacio propiamente o un fortaleza. En este caso estamos hablando del palazzo d’Avalos.

Situado en el punto más alto de la isla se puede llegar a él ,en autobus o alqulando una bici o moto, pero cuando digo más alto no creo que llegue a los 100, vamos que callejeando cuando te das cuenta estas en la plaza sobre la corricella i LA FOTO con el palazzo a cuatro pasos, en subido. su historia se remonta al siglo XVI durante la dominacion de Carlos V en Nápoles cuando la isla fue concedida a la familia de los d’Avalos d’Aquino d’Aragona. El primer señor feudal fue precisamente Alfonso d’Avalos, general de Carlos V. Por aquel entonces los sarracenos hacían estragos en las costas del mediterraneo, en Procida un tal KHayr al-Din (Barbarroja)se llevó por delante a una buena parte de la población de la isla, a los que no mató se los llevó como esclavos. Así las cosas se construyen las torres de vigilancia sobre el mar y posteriormente la Terra Murata (tierra amurallada donde se encuentra el castillo que de fortaleza pasó a carcel y en algun momento orfanato.

Al margen de la fortaleza la arquitectura popular, la de LA FOTO, se podría definir como un puzzle de casas pequeñas, colores y escaleras. Porque tanto la corricella como el puerto, donde te deja el ferry, las casas literalmente trepan por lo agreste del paisaje. Recordemos que estas islas como casi todo en aquella zona tieneorigen volcánico. Asi las calles resultan muy empinadas, yo la he visitado en febrero lo que quiere decir que era una isla muy tranquila pero se percibe que en verano no es lo mismo. En la isla los típicos motorinos napolitnos se han visto substituidos en buena medida por bicicletas electricas, de ruedas muy anchas, son más silenciosas claro, y por eso más peligrosas porque las conducen con el mismo estilo.

Como en toda Italia, especialmene en el sur el peso de la iglesia es muy importante y más que evidente Procida hay muchas iglesias que ireis en vuentro paseo. La fiesta más popular es la de I Misteri, vinculada a la semana santa. Si veis alguna fotografia por ahi enseguida os dareis cuenta de cuan cercanos somos italianos y españoles.

En cuando a la cosa cultural. De Procida ya habló Virgilio, lo siento no sé que dijo. Posteriormente Boccaccio la convirtio en escenario de la quinta jornada de su Decameron y Alphonse de La Martin escribió la novela Graziella que en 1955 pasó a ser pelicula, aunque segun mis contactos italianos lo más famosa esla novela La isla de Arturo escrita en 1957 por Elsa Morante.

Además de la ya citada Graziella, en Procida se han grabado otras películas como Francesca e Nunziata con Sophia Loren, Detenuto in attessa di dgidudizio con Alberto Sordi, El Talento de Mr. Ripley con Matt Damon y muy especialmente, Il postino con Massimo Troisi.

Esta pelicula es omnipresente en muchos puntos de la isla como por ejemplo, en el restaurante donde comimos situado corricella.

Comimos bien, aunque un poco estressados, ese día habia una clara desproporcion entre los visitantes de corricella y el único restaurante abierto

Procida en Wikipedia (italiano) en español no da apenas información

giangiulio_home, la esquina para selfies

La locanda del postino (restaurante en corricella)