Cosas que no se pagan con dinero, y tampoco con una mastercard

Después de tres días de inusitada calma atmosférica, calma relativa porque a ratos chispeaba, otros se levantaba viento, pero  desde la óptica de un londinense pero sobretodo desde la de un sujeto mediterráneo temporalmente transplantado he de reconocer que ha hecho bastante buen tiempo. Hoy, en cambio, el día ha amanecido ventoso y amenazante, unas …

Anuncios