Los misterios de Cristina

A estas alturas seguro que todos estan como yo, hasta las narices (o lo que sea) de los masters. Folklorismo y berlanguismo al margen lo que prima, al menos en mi, es la rabia/cabreo que deben llevar todos los padres que en estos momentos tiene hijos en edad universitaria que se rascan el bolsillo para …