London bajo el sol

Hoy me he sentido un poco Mary Poppins por aquello de que la dulce nanny llega cuando cambia el viento. Y después del ventarrón las nubes y hasta el granizo de ayer, también un poco de sol, hoy el día ha amanecido soleado, muy soleado y frío francamente frío más cuando vienes de febrero más parecido a un mayo que al supuestamente más crudo mes del invierno. Así las cosas me he pertrechado debidamente y para la gran capital que me he ido 26,50 pounds el billete de ida y vuelta. Toma castaña. Suerte que no lo hago cada día. Teniendo en cuenta que en mis dos ultimas visitas a los British no me dejé caer por la capital hoy no he tenido ninguna duda, hoy tenia que ir a la National Gallery que para mi es como quien va a misa. He empezado el día turístico dando una propina a un joven que tocaba el violín de maravilla, aunque no sé si lo he dado tanto por lo bien que tocaba como porque no usaba amplificador, cosa que es siempre de agradecer.

Cumplido mi deber ciudadano, para adentro. De camino a la ciudad iba pensando cuantas veces he estado en la National Gallery y la verdad es que he perdido la cuenta, Con este bagage en mis pies hace mucho que no uso audioguias ni nada parecido por eso hoy he empezado la visita al revés.

Hay nombres que se prestan más que otros a poner la mano bajo la barbilla apoyar el peso en el pie de atras y hacer como que se sabe mucho, uno de esos nombres es, por ejemplo, Toulouse Lautrec o el inevitable Van Gogh. Pues en mi ausencia, demasiado larga, se me han llevado el banco que había delante de los girasoles. Bueno en realidad han quitado todos los bancos de esa zona, y lo entiendo, normalmente el grueso del publico llega allí despues de patearse toda la historia del arte y allí se cncentran varios de los “imprescindibles” de esta galeria, con lo que el atasco está asegurado. Hoy, en cambio he podido disfrutar del derecho y del reves con total tranquilidad de las obras expuestas, que son más que las que he podido ver porque hay varias salas en reformas.

Pero donde he perdido, si es que allí se puede perder el tiempo no ha sido en los impresionistas & cia sino en otras salas de esas que suelen pasar desaparecibidas, pero de esas ya hablaré en otro momento. Pero si quisiera expresar mi más absoluta sa solidaridad con una pobre “leader group” rezaba la pegatina, una joven seguro que buena conocedora del producto que en la sala de la pintura española ha preguntado a sus “guiados” : Have your heard about this painter? La respuesta estaba entre el estupor y la más lamentable ignorancia y es que el painter en cuestión era Velázquez. La expresión resignada de la pobre guia era un poema. Antes de cometer un crimen he optado por retirarme a otras salas donde la ignorancia rivaliza con la obsesión por el selfi.

En fin, he rematado la mañana en Sain Martin in the fields escuchando el lunch concert de hoy.

Absolutamente recomendable pero eso sí, a la salida a rascarse el bolsillo, que siempre que ando por UK siento vergüenza a ajena de ver como los made in spain se hacen los despistados y pocos, muy pocos son los que contribuyen.

Anuncios