Hamlet

Esta es una ópera que sorprende, especialmente en esta versión concierto, un pequeño detalle que en este caso hay que resaltar y mucho.
Solo hay motivo razonable para programar una ópera en a versión concierto, la pasta. Cuando a una opera le quitas la puesta en escena es cuando se nota más la buena o mala narrativa de la composición, la capacidad de “contar la historia”, en este caso se salva porque pocos son los que no conozcan la historia del atribulado príncipe danés, y sus malvados tío y mamá. Aun conociendo la historia hay momentos en que hay que echarle imaginación porque los espectros sin escenografía resultan muy poco creíbles. Por otra parte el que sea versión concierto te ayuda a digerir un Hamlet magnífico vocalmente (tengo debilidad por Carlos Alvarez) pero que escènicamente habría quedado un poco raro, digo un poco porque de haber interpretado el rol quien en un principio estaba previsto , el famoso bari-tenor Placido Domingo que no ceja en su empeño por hacernos sufrir, pues la cosa habría sido mucho peor porque a la falta de imagen tendríamos que haber añadido serias dificultades vocales. Mi teoría es que en realidad el primer encontronazo es que el protagonista sea un barítono, con lo fácil que resultaba poner un tenor. No conozco los detalles pero no me extrañaría que Ambroise Thomas tuviera algún tipo de presión para meter en un papel protagonista una voz que no le pega. Pero hecha la salvedad, a mi Alvarez me gustó mucho, muchísimo, más que Damrau que lo hizo fantásticamente bien, como ella suele hacerlo pero resultaba poco creíble. Muy bien el resto del cast, a destacar y mucho la mezzosoprano que el día 5 fue Eve-Maud-Hubeaux, de diez con traca.

Mención aparte el maestro Daniel Oren. Que así de entrada parecía como que el chaqué le había caído de un tercer piso, pero no eso era lo de menos. Oren es en sí mismo un espectáculo, da la entrada a los cantantes con su propia voz, salta, gesticula mueve la cabeza de una forma nunca vista, al menos por mi en un director.

Resumiendo un hamlet cojo en versión concierto con un gran conjunto vocal. Y un director venido de otra dimensión, que se lo pasa en grande haciendo su trabajo.

Anuncios